Aeropuerto

A todos los apasionados por los viajes nos ha pasado aunque sea una vez en la vida, sentir temor a enfrentarse por primera vez a un aeropuerto, ya sea porque, no hablan tu idioma o por la poca experiencia en viajes. Pues a continuación trataremos de ayudar en base a nuestra experiencia como enfrentar esta situación. Vamos allá.

  1. Lo primero, es investigar que papeles necesitas para entrar al país, sobre todo si necesitas tramitar una visa en tu país de residencia para entrar a tu destino. A nosotros, las páginas que nos han ido muy bien cuando queremos tener todo este tipo de información es passportindex.org y visahq.com . En la primera eliges tu pasaporte y listará una gran cantidad de países y que tipo de visa (o quizás ni necesites) deberías tener para ingresar. En la segunda, eliges tu destino y luego ingresas tu país y ciudad de residencia. Tendrás una resultado detallado de lo que necesitas.
  2. Lo segundo, llega con tiempo, sobre todo si no estas en tu país y tu vuelo sale a la hora punta del tráfico. Calcula la ruta desde google maps para que te hagas una idea aproximada de cuanto tiempo demorarías al aeropuerto en ese horario. En nuestro caso, siempre cuando nos toca ir a algún aeropuerto decidimos estar una hora antes de lo recomendado por la aerolínea cuando hacemos el check-in. Es mejor esperar tranquilo afuera de la puerta de embarque. No faltarán cosas por hacer; revisar las fotos, comunicarse con los familiares para avisar que están a punto de partir, comer algo y si viajas acompañado, conversar con tu pareja o grupo de amigos.
  3. Prepara todos los papeles, nosotros aunque no nos gusta imprimir, lo hacemos para tenerlos en caso de emergencia, siempre estamos preparados ante cualquier eventualidad. Entre los papeles que nosotros consideramos más importantes están:
    • Confirmación de alojamiento, que salga la dirección y la cantidad de días que estarás en él.
    • La confirmación de tu vuelo de salida del país, puesto que hemos sabido de algunos viajeros y/o mochileros que les han pedido mostrar éste papel.
    • Comprobante de vacunas en caso que el país de visita requiera de ellas.
  4. Si vienes en un vuelo de larga duración y no eres de esas personas que suele dormir mucho en los aviones, necesitarás preparar tu kit de entretención, sobre todo si es un vuelo low cost, donde no tendrás una pantalla con un catálogo de películas. Como por ejemplo, descargamos alguna película en netflix o un libro. Eso te ayudará a pasar el tiempo y  por qué no culturizarse jaja.
  5. Los medicamentos, nosotros pasamos por el Sudeste Asiático, en países como Tailandia, Singapur, Indonesia y Malasia. Antes de ese viaje, siempre leímos sobre los posibles dolores de estómago o picaduras de insectos. En el caso de dolores de estómago, sí, sufrimos un día cada uno en el año nuevo en Singapur (¬¬ sí, mala fecha para enfermarse) y en Tailandia, eso si nada que nuestras reservas no pudieran sanar. En el caso de picaduras de insectos, donde sufrimos fue en Balí y Gili, sobre todo al atardecer, cuando salían los zancudos a atacar jaja, pero tratamos de disminuirlos con repelente que compramos en la misma ciudad y mentholatum para aliviar las ronchas provocadas por los rebeldes que pudieron alimentarse de nuestra sangre.  Volvamos al punto, nosotros llevamos los medicamentos sin caja pero pegados al papel que trae instrucciones / componentes / indicaciones / reacciones / precauciones, todos juntos dentro de una bolsa de género siempre en nuestro bolso de mano (recuerda que esto es cómo lo hicimos nosotros).
  6. Por último, disfruta!!! Una de las sensaciones más ricas es sentir ese nervio en el estómago, pues es el inicio de tus vacaciones. Un nuevo destino y nuevas aventuras están por venir.

Para nosotros esos son nuestros principales puntos cuando te enfrentas a un aeropuerto.

P.D.: ¡Siempre lleva un lápiz!

Si ustedes creen que nos falta algo no duden en escribirnos en la parte baja de la publicación, en comentarios. Estaremos felices de leerlos.

 

 

Lo bonito de viajar

Paloma y Seba, creadores de LBDV. Amantes de los viajes y aventuras de corto y largo aliento. Trekking, hiking, a veces mochileros y otras todo incluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *