Caleta Tortel

Nota: Tips y algunas fotos del viaje están al final.

Día 1: Llegamos a Coyhaique a las 11:00 hrs aproximadamente, después de 1 hora de viaje desde el aeropuerto Balmaceda. Dejamos nuestras cosas en la hostal y salimos a desayunar, puesto que nuestra pieza aún no estaba lista (con razón, ya que la entrada era más tarde). Tomamos desayuno en el famoso Café Holzer, un clásico de Coyhaique, en el que se puede comer algo dulce junto a un té o un café, siendo además uno de los pocos lugares que estaba abierto a esa hora.

Durante la tarde no hicimos mucho más que almorzar y recorrer sus calles. Estuvimos en la plaza principal, compramos unos helados en la heladería Campo & hielo (unos de los mejores helados que hemos comido a lo largo de nuestros viajes), vimos los puestos con artesanías y terminamos nuestro recorrido en el supermercado donde compramos cosas para comer para el largo camino que nos esperaba al día siguiente.

Día 2: Despertamos temprano, teníamos salida del bus rumbo a la Cochrane a las 09:00 horas. Por suerte, nuestra hostal estaba a un par de cuadras del terminal de buses de Coyhaique, a 5 minutos. Cuando llegamos, el bus ya estaba en posición para partir, así que nos subimos y nos dispusimos para partir nuestra pequeña travesía.

Por suerte el bus era muy cómodo. Nosotros elegimos los primeros asientos, pues así tendríamos un mejor panorama del camino y podríamos sacar fotos cuando quisiéramos, jaja.

El viaje hacia Cochrane es de alrededor de 7 horas. El chofer hace una parada en Puerto Río Tranquilo, justo afuera de un local que vende una variedad de golosinas y comida rápida, y además se suben algunos pasajeros. Podríamos decir que es un mini terminal. Ya arriba del bus seguimos el camino hasta Cochrane.

Eran pasadas las 16:00 horas cuando llegamos a Cochrane, por fin! El camino es simplemente espectacular, casi siempre bordeando ríos de diferentes tonalidades (como Neft, Coyhaique, Baker) y montañas con sus picos nevados. En su mayoría, la carretera aún es de tierra, sin embargo en todo el camino estaban trabajando para que estuviera lo más plano posible.

Ya en el terminal, nos acercamos a la ventanilla para recoger nuestro pasaje a Caleta Tortel y aprovechar de reservar el pasaje de vuelta de Caleta Tortel hacia Cochrane del siguiente día. No teníamos mucho tiempo, por lo tanto, debíamos asegurar ambos pasajes para nuestra tranquilidad.

El viaje a Tortel es de 3 horas aproximadamente, en donde todo el camino es de tierra. En esta ocasión, el transporte no era tan cómodo.

Llegando a Tortel, nos recibió la tan anhelada lluvia, una gran lluvia (dicen que si no llueve no es Caleta Tortel), ya estaba atardeciendo. Agarramos nuestras cosas y salimos en busca de nuestro alojamiento donde pasaríamos la noche. Ya a esas horas no había mucho que hacer, así que decidimos dormir y levantarnos temprano para aprovechar toda la mañana. Nuestro bus de vuelta al día siguiente salía a las 15:00.

Día 3: Este día, Tortel se dejó ver en todo su esplendor, sólo pasarelas y escaleras de madera que la recorren de extremos a extremo, una belleza que nos dejó sin palabras. Tomamos muchas fotos antes de que saliera nuestro tour de 2 horas a la Isla de los Muertos, contacto que nos hizo la dueña de la Hostal.

De vuelta ya eran las 13:00 horas, almorzamos en la Hostal y nos preparamos para ir en busca de nuestro bus que nos llevaba de vuelta a Cochrane.

18:00 horas y llegamos nuevamente a Cochrane. La verdad no teníamos muchas expectativas de ésta ciudad, pero nos equivocamos y sentimos que quedamos en deuda por el poco tiempo que estuvimos ahí (hay una excusa para volver, jajaja). Estaba frío, estaba lloviendo, pero eso no impidió disfrutarla. Sacamos un par de fotos, pasamos a un mercado y a un bar para comer algo no tan sano (lo merecíamos jaja). Ya al caer la noche nos fuimos a nuestra hostal, ya debíamos dormir, puesto que el bus a Coyhaique tenía horario de salida a las 6:00 horas.

Día 4: Era día lunes de madrugada, el bus partió puntualmente e hicimos la misma parada en Puerto Río Tranquilo.

Llegamos a Coyhaique de vuelta, dejamos nuestras cosas y fuimos a un lugar que nos había recomendado para comer hamburguesas y tomar cerveza; la famosa Casa Tropera. Muy recomendable, exquisito.

Finalmente, de noche fuimos a probar suerte al casino, queríamos aprovechar hasta el último minuto, no ganamos nada, nuevamente, pero sirvió mucho para dar término a nuestro viaje flash.

Día 5: Vuelo a las 12:30 horas con destino a Santiago.

Datos – Recomendaciones:

  • Pueden comprar con anticipación los pasajes de Coyhaique a Cochrane en https://www.pasajebus.com/ . Nosotros lo hicimos 20 días antes.
  • Para Caleta Tortel, llevar capa, el paraguas no sirve muchos, corre mucho viento.
  • En lo posible no llevar maleta, es bastante incomodo llevarla a través de las pasarelas de Tortel. Si llevan, pueden dejarla en custodia en la parte de estacionamientos.
  • Reservar los pasajes con anticipación. Dejamos una imagen en la galería que nos ayudó bastante.
  • Para alojamiento o otro tipo de información en Tortel dejamos una galería. No sabemos si todos los números están vigentes (Noviembre 2019). Nosotros nos quedamos en Residencial Estilo (whatsapp +56982558487), impecable y muy amable la señora Alejandra. Además tiene servicio de comida.

Fotos

Muchas gracias por leernos, déjanos tu comentario más abajo y esperamos vernos y leernos en una próxima entrada en lobonitodeviajar.com.

Saludos viajantes.

Lo bonito de viajar

Paloma y Seba, creadores de LBDV. Amantes de los viajes y aventuras de corto y largo aliento. Trekking, hiking, a veces mochileros y otras todo incluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *